Tetra Tech ofreció asistencia técnica a la ciudad de Winnipeg para el desarrollo de varios diseños conceptuales de los Puentes Paralelos de Provencher, que reemplazaron al antiguo puente de acero. Mediante una consulta pública, se seleccionó un concepto visualmente impactante para estos puentes paralelos (puentes independientes para vehículos y peatones).

El puente vehicular tiene 270 metros de longitud y 4 carriles, y se diseñó de acuerdo con las especificaciones más recientes de diseño con resistencia ponderada de cargas de la Asociación Estadounidense de Funcionarios de Autopistas Estatales y Transporte (AASHTO: American Association of State Highway and Transportation Officials). Se diseñaron y licitaron dos alternativas. La de menor precio tenía un diseño continuo de cinco tramos, hormigón premoldeado y vigas trapezoidales en cajón. Este diseño utiliza técnicas de construcción por segmentos y métodos de postensado discreto para hacer continua la superestructura. El innovador diseño de los pilotes minimizó los costos de construcción de los cimientos. Para los niveles de refuerzo de los pisos inferior y superior, se emplearon refuerzos galvanizados.

La estructura pedestre es un puente atirantado y asimétrico de 220 metros de longitud (equivalentes a 440 metros de largo). El tramo principal es de 110 metros (equivalentes a 220 metros de largo).

El diseño del puente fue confirmado mediante una prueba en túnel aerodinámico en el centro de RWDI en Guelph, Ontario.