El sistema estuarino de Santos y San Vicente, es una zona costera muy poblada en el estado de Sao Paulo, Brasil, y es el hogar del Puerto de Santos, el puerto más grande de América Latina. Para aumentar la infraestructura que pueda recibir barcos con carga líquida, COPAPE decidió ampliar su terminal en la Isla Barnabé, frente a la costa de Santos.

COPAPE seleccionó a Tetra Tech para llevar a cabo modelos de dispersión de sedimentos en relación con las operaciones de dragado en el sistema estuarino de Santos y San Vicente. Además, Tetra Tech realizó una evaluación de impacto ambiental que implicó la caracterización de los sedimentos utilizando análisis físico-químicos y ecotoxicológicos.

El modelo de dispersión evaluó los posibles impactos en el proceso de circulación hidrodinámica y el transporte de sedimentos mediante la comparación de las condiciones actuales y futuras. Al examinar las condiciones actuales, Tetra Tech consideró otras empresas que han obtenido licencias preliminares para construir y dragar en la zona. Además, el análisis de las condiciones futuras tuvo en cuenta las condiciones resultantes de dragado para la ampliación del muelle COPAPE. La evaluación de los impactos potenciales se realizó utilizando comparaciones cualitativas y cuantitativas entre las configuraciones actuales y futuras.

Para el modelo de sedimentos, se desarrollaron tres escenarios para condiciones típicas de verano e invierno con el fin de estudiar la evolución completa de la pluma resultante del proceso de dragado: un ciclo de dragado, cinco ciclos en un solo día de dragado, y diez ciclos en relación con dos días continuos de dragado.

Evaluación de impacto ambiental

Tetra Tech recolectó 30 muestras de sedimentos distribuidos horizontal y verticalmente en 10 puntos del estudio. Los análisis físico-químicos se realizaron para las 30 muestras, mientras que los análisis ecotoxicológicos se llevaron a cabo sólo en muestras de sedimento superficial. Los resultados analíticos mostraron que varios parámetros exceden los límites permitidos por la legislación brasileña.

También se estudió la biota en el sistema. Tetra Tech estimó poblaciones y tipos de fitoplancton, zooplancton, ictiofauna, tortugas, cetáceos y bentos presentes en el sistema.

Los estudios de Tetra Tech fueron aprobados por las autoridades ambientales brasileñas en 2014, y la construcción de muelle se prevé que comenzará en 2016, una vez que el estudio de impacto ambiental del proyecto se haya concluido y aprobado.