La Presa Barrage des Quinze es una estructura que regula el caudal de agua y ayuda a controlar inundaciones. Forma parte de la red hídrica de Outaouais superior, en la municipalidad de Angliers en Abitibi-Témiscamingue. La presa se construyó en 1905, y es necesario restaurar sus instalaciones y mejorar su estructura para que siga generando energía renovable que no emita gases de invernadero.

Antes de que el consorcio Tetra Tech-RD Energy comenzara a trabajar, la represa estaba formada por un aliviadero de hormigón (con 2 espigones a cada lado) y 19 esclusas de alivio, con compuertas de vigas de madera. La estructura controlaba el nivel y el caudal proveniente del lago Barrage des Quinze. El aliviadero tenía 143 metros de longitud. Las vigas se manipulaban mediante una grúa de pórtico móvil sobre rieles. Los sistemas eléctricos se encontraban en un cobertizo temporal, sobre el estribo de la margen izquierda. El coronamiento de la presa se usaba para el paso de la ruta 391. Una presa secundaria a unos 600 metros al suroeste de la primera, que había experimentado una importante remodelación en el año 2004, completaba el cierre del tanque.

No era posible tomar en cuenta la capacidad máxima de descarga de la presa debido a diversos problemas de confiabilidad y funcionalidad de los equipos mecánicos. Si bien los estudios previos indicaban que la estructura de hormigón se encontraba en buen estado, las muestras de hormigón mostraron signos de reactividad álcali-áridos. Además, el contacto entre la estructura de hormigón y el lecho de roca parecía ser deficiente en ciertas zonas.

Tetra Tech buscó mejorar la funcionalidad y confiabilidad del aparato de descarga logrando, a la vez, una capacidad plena de descarga, además de una estabilidad geotécnica y estructural para toda la presa. El objetivo era garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad dispuestas por la Ley de seguridad en represas (RSQ c. S-3.1.01) relativas a la resistencia, los controles de seguridad de inundaciones, los terremotos y las cargas de hielo. Para resolver todas estas cuestiones, el cliente previó equipar la estructura con una serie de válvulas con sistemas de autoelevación y activar un nuevo dispositivo para elevar las otras esclusas de alivio de forma móvil y moderna.