El deshielo proveniente de la zona oriental de la cordillera de Sierra Nevada Oriental es una de las principales fuentes de agua para cuatro millones de residentes de Los Ángeles. La nieve de estas montañas se derrite durante la primavera y el verano y abastece de agua a la ciudad a través de un acueducto de 570 kilómetros (340 millas) de longitud.

La disponibilidad futura de este suministro es de crucial importancia para el Departamento de Agua y Energía de Los Ángeles, ya que será necesario satisfacer las necesidades de una creciente población y una gran economía. El cambio climático resulta de interés debido a los cambios en las precipitaciones y a que un deshielo más temprano puede reducir la cantidad de agua almacenada en forma de nieve en la Sierra Oriental.

Los científicos de Tetra Tech evaluaron las posibles consecuencias que puede tener el cambio climático sobre estas fuentes de agua usando una combinación de modelado y abordajes analíticos, incluyendo la reducción de escala dinámica y estadística de modelos climáticos globales, y evaluando el registro histórico de 80 años de la cuenca. Tetra Tech empleó los resultados del análisis para detectar posibles medidas de adaptación, tales como la creación de sistemas adicionales de almacenamiento de agua subterránea y superficial, la conservación de este recurso y nuevos suministros de agua.