Una histórica represa de Carolina del Norte se había convertido en un impedimento para la migración de peces, lo que produjo una importante disminución de la población de estos. El Cuerpo de Ingenieros Militares de los EE. UU. (U.S. Army Corps of Engineers) recurrió a Tetra Tech para el diseño de un singular paso para peces, que ofrecerá un trayecto natural para su migración, mejorará las poblaciones de peces y fortalecerá la economía local.

La represa L&D n.º 1, de casi 100 años de antigüedad y ubicada en el río Cape Fear cerca de Wilmington, Carolina del Norte, era una estructura encofrada con madera y rellena de rocas, con una cubierta de hormigón de 30 cm. Históricamente, su función ha sido ayudar a la navegación comercial y el transporte de cargas. A medida que aumentó la disponibilidad y eficacia del sistema de transporte terrestre, se redujo la necesidad de contar con esta represa (y con las represas L&D n.º 2 y 3, río arriba). La estructura se transformó en un impedimento para los peces anádromos que intentaban llegar a las zonas de desove aguas arriba, por lo que especies tales como la lubina estriada, el esturión del Atlántico, el esturión chato, la pinchagua y el sábalo americano experimentaron una gran disminución poblacional.

Biólogos del Departamento de Estudios Geológicos de los EE. UU. y de la División de Zonas Pesqueras Marítimas de Carolina del Norte estiman que la población actual de las especies locales de peces representa solo un pequeño porcentaje de su potencial: en el caso de la lubina estriada, del 10 por ciento; en el del amenazado esturión del Atlántico, del 12 por ciento; y en el del esturión chato, del 1 por ciento. Las anteriores medidas para fomentar el acceso de las poblaciones de desove a zonas río arriba permitieron que, apenas, cerca de la mitad de los sábalos y lubinas estriadas superaran la L&D n.º 1.

El distrito de Wilmington del Cuerpo de Ingenieros Militares de los EE. UU. escogió a Tetra Tech para el diseño de un nuevo paso para peces en la L&D n.º 1. Este recurso mitiga los efectos potenciales que pueden sufrir especies en peligro, como el esturión chato y otras, a causa de la extracción de rocas y las detonaciones que necesitará la proyectada profundización del Puerto Wilmington.

La estructura del paso para peces consiste en una serie de rampas arqueadas de roca con una configuración de vertederos y estanques, con un margen variable del 3 al 5 por ciento en la pendiente de diseño del paso. Tetra Tech diseñó también un muro de contención con tablestacas metálicas que se instaló de forma paralela a la estructura de bloqueo actual, para evitar que las cargas de roca del paso para peces la desestabilicen. 

Este apremiante proyecto, financiado por la Ley de Recuperación y Reinversión Estadounidense, mejorará el hábitat de los peces y multiplicará su población, lo que a su vez permitirá la presencia de más especies depredadoras y la mejoraría del ecosistema. El proyecto, además, ejercerá un efecto positivo sobre la comunidad próxima. La mejora de las poblaciones de peces en Cape Fear atraerá a pescadores de toda la región, con el consiguiente efecto positivo para la economía local.

Aspecto destacado

En un artículo especial del número de septiembre/octubre de 2012, la publicación Wildlife in North Carolina (Fauna Silvestre de Carolina del Norte), se elogia al proyecto diciendo que se trata de un “gran primer paso para las especies anádromas de Cape Fear, y también para las comunidades que llegarán a beneficiarse con las mejoras en el río.” En el mismo artículo, un pescador local expresa que los rápidos arqueados de roca son “lo mejor que le ha sucedido a Cape Fear en toda su historia.”