El Museo Nacional de Bellas Artes de Québec deseaba ampliar sus espacios de exhibición. Tetra Tech suministró el diseño, los planes y especificaciones preliminares y la supervisión de obra para construir un nuevo pabellón de 4.100 metros cuadrados de 3 pisos y 2 niveles subterráneos. La geometría del edificio es inusual, ya que posee un voladizo de 20 metros sobre la entrada principal y una pared de vidrio de 13 metros de altura.

El sótano del nuevo pabellón se excavó a una profundidad de 12 metros, justo al lado de una iglesia y casa parroquial. Esto exigió efectuar un importante recalce, a unos nueve metros por debajo de los cimientos del histórico edificio.

La reconstrucción de la casa parroquial implicó demoler un muro de apoyo de mampostería que sostenía el techo y dos pisos. Además, el muro era importante para la resistencia a las cargas laterales de la construcción. El terreno disponible para la obra era limitado, ya que estaba rodeado por dos edificios, al norte y al oeste. Por el sur y el oeste, limitaba con terrenos de la Comisión Nacional de Campos de Batalla. Un túnel de unos 50 metros conecta el nuevo pabellón con el edificio principal, y los cimientos y la losa del último nivel subterráneo se apoyan sobre roca en expansión (por la presencia de pirita).

El Pabellón Pierre Lassonde se inaugurará en 2015, se encontrará en la Grande Allée y funcionará como ingreso al museo. Una vez finalizado, poseerá un mostrador para entradas, un guardarropa, una boutique, un café y un auditorio. El edificio contará con seis galerías de exhibición donde se expondrán colecciones posteriores a 1960, dos galerías de exhibición temporaria y cuatro de exhibición permanente. Aprenda más sobre las características del museo.