Rick Hoos cuenta con más de 35 años de experiencia profesional en temas ambientales, socioeconómicos y de gestión de grandes proyectos en las industrias minera, petrolífera y de tuberías, además de haber trabajado con el gobierno de Canadá.

Administró equipos multidisciplinarios (o formó parte de ellos) que trabajaron en importantes proyectos en Canadá, los Estados Unidos y América Latina. Está familiarizado con las exigencias normativas y las expectativas de diversos países, y con la comunidad financiera internacional. Se ha especializado en la tramitación de permisos ambientales para proyectos en regiones árticas y circumpolares.

Hoos obtuvo una diplomatura en biología y geografía en la Universidad de Calgary y una licenciatura en oceanografía y biología marina en la Universidad de Victoria. Fue uno de los primeros empleados contratados para trabajar en la normativa federal de efluentes tras la creación, en 1970, del Ministerio Ambiental de Canadá. Además de su experiencia en la industria, desde 1984 se desempeña como profesor adjunto de la cátedra de Gestión de Recursos Naturales de la Universidad Simon Fraser. Se incorporó a Tetra Tech en el año 2000.


¿En qué clase de proyectos de desarrollo trabaja en el norte?

He trabajado en diversos proyectos de minería en los Territorios del Noroeste, como por ejemplo las tres minas de diamante de la región, y en este momento presto servicios de gestión ambiental para una de las minas más antiguas de tungsteno. Hace poco, nuestro equipo finalizó dos evaluaciones de impacto ambiental (EIA) de gran magnitud, para una posible nueva mina de oro y para un proyecto independiente de metales de tierras raras.

Además del trabajo en minería y minerales, acabo de finalizar la EIA para el proyecto de una carretera ártica, la autopista de Inuvik-Tuktoyaktuk, en la región del delta del Mackenzie de los Territorios del Noroeste. La ejecución de esta arteria conectará, por fin, el sur de Canadá con el océano Ártico mediante un camino terrestre que estará habilitado todo el año. A nivel personal, este proyecto me resulta muy estimulador y gratificante, porque he estado trabajando con la comunidad de Tuk (Tuktoyaktuk) desde 1979. En el pasado, solía presentarme ante ellos como representante de la industria del petróleo y el gas, pero en verdad siento que en todos estos años hemos desarrollado cierto grado de confianza.

Volver a visitarlos para hablarles de "la autopista," algo muy necesario para la comunidad, fue muy reconfortante, y la experiencia de pasar tiempo con ellos para hallar la forma de concretar este proyecto ha sido emocionante. Tuk se comunica con el resto del mundo por vía terrestre solo una parte del año. Durante el verano no existen alternativas de transporte vial, y el costo de vivir en esa zona es extraordinariamente alto, en especial cuando la comunidad queda aislada del sur.

¿Cuál es la importancia de la autopista entre Inuvik y Tuk?

Este proyecto es importante para el gobierno de Canadá por muchas razones. Constituye un respaldo a las iniciativas de soberanía en el norte y ofrecerá un acceso durante todo el año a la base de la Guardia Costera Canadiense en el océano Ártico. Se considera también un camino de acceso a más recursos, ya que será útil para futuras exploraciones hidrocarburíferas, si bien el Proyecto de Gas para el Valle del Mackenzie, cuando se ejecute, tendrá una mayor repercusión todavía sobre esa zona y sobre la región norte en general.

Otro aspecto importante es que la carretera mejorará mucho la calidad de vida de los habitantes de Tuk y de los de Inuvik. Los integrantes de estas comunidades están muy deseosos de que esta promesa se haga realidad, ya que advierten los beneficios para sus familias: reducción del costo de vida, más oportunidades laborales, la posibilidad de que las familias viajen a los eventos deportivos infantiles o al hospital de Inuvik. Actualmente, en verano deben trasladarse mediante embarcaciones, algo que no es práctico, o por avión, que es muy caro. Cuando tengan la autopista, podrán hacer muchas cosas que nosotros damos por hecho en nuestra vida cotidiana.

¿De qué manera el proyecto de la autopista Inuvik-Tuk aprovecha los recursos de Tetra Tech?

Tetra Tech, mediante nuestra sociedad conjunta con Inuvialuit Joint Venture Company, Kiggiak-EBA Consulting Ltd., ha estado prestando servicios de consultoría ambiental, socioeconómica y de ingeniería para esta autopista, además de la preparación de la EIS. También estamos participando en el proceso de revisión ambiental continua, que generará la aprobación general del proyecto. Nuestros ingenieros de transporte están dirigiendo el diseño de ingeniería de la autopista. Cuando el proyecto llegue a la etapa de construcción, esperamos que los ingenieros de Tetra Tech y nuestro equipo ambiental también participen en el monitoreo de la construcción. Tetra Tech está desempeñando una función similar para otras obras de infraestructura en el norte, como por ejemplo varios tramos de la autopista propuesta para el valle del Mackenzie. Tenemos la capacidad y la oportunidad de participar en todo el desarrollo del proyecto, hasta su finalización.

¿Qué desafíos ha enfrentado en los proyectos viales del Ártico?

En regiones con permagel, como el delta del Mackenzie y la península de Tuktoyaktuk, no suele ser adecuado perturbar la superficie con excavaciones.  Así que, cuando el camino proyectado se aproxima a una colina, debe rodearla o pasarla por encima.  En el caso de la autopista Inuvik-Tuk proyectada, la carretera se construirá sobre la superficie congelada de la tundra durante los meses invernales.  Inicialmente, se quitará la nieve de esta superficie. Más tarde, se colocará una membrana geotextil sobre la superficie del trazado, sobre la cual se descargará y nivelará el material de relleno para crear la base del camino. Este proceso se repetirá a lo largo de toda la traza.  En efecto, la autopista estará formada por un andén con una altura de un metro y medio a dos metros, y de 140 kilómetros de extensión.

Sin embargo, en este caso particular, el mayor desafío no es la construcción u operación en sí de la autopista, sino el desarrollo de nuevos accesos para que la población llegue a una zona que, hasta ahora, resultaba prácticamente inaccesible, en especial durante la época sin nieve. La preocupación es que, con una nueva carretera, la gente tendrá más oportunidades de utilizar los recursos naturales del área. Creemos que la conducta de la población debe orientarse mediante estrategias específicas. El grupo proponente, con la ayuda de Tetra Tech, ha hallado alternativas para que los organismos de gestión de recursos naturales, los comités locales de la organización Cazadores y Tramperos y demás partes interesadas trabajen en conjunto para educar a la población y minimizar los posibles efectos negativos sobre los recursos pesqueros y silvestres de la región. La declaración de impacto ambiental define también las medidas y estrategias de mitigación que deberá implementar el desarrollador de la autopista para proteger el entorno natural de la zona.

¿Hemos hablado sobre los retos, pero ¿qué es lo que más disfruta de su trabajo?

Me encanta este trabajo, la oportunidad de seguir efectuándolo y el hecho de que Tetra Tech me ha concedido el grado necesario de libertad para ejecutar proyectos muy interesantes y retadores. También valoro mucho la oportunidad de guiar a muchos jóvenes brillantes, entusiastas y talentosos que, algún día, asumirán las responsabilidades que otros como yo les dejaremos.  Todo esto me llena de emoción, al igual que la transición hacia Tetra Tech, que ha sido una experiencia maravillosa y positiva.