William (Bill) Meade posee más de 25 años de experiencia internacional y está especializado en energía, medio ambiente y crecimiento económico.

Ha trabajado con organismos gubernamentales, asociaciones industriales y empresas privadas en el diseño y la implementación de energías renovables, así como en métodos para mejorar el rendimiento energético, evaluaciones de impacto ambiental, gestión ambiental, desarrollo económico rural y turismo sostenible.

La experiencia de Meade abarca proyectos en más de 30 países incluyendo África, Asia, el Caribe, Europa, América Latina y Medio Oriente. Ha trabajado con diversas organizaciones donantes, como el Banco de Desarrollo de Asia, la Unión Europea, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Organismo Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID: U.S. Agency for International Development) y el Banco Mundial. 

Sus inicios en las energías alternativas tuvieron lugar tras finalizar la diplomatura en gestión energética y ambiental en la Universidad de Brown. Antes de unirse a Tetra Tech, participó en varias de las primeras políticas nacionales que aplicaron los Estados Unidos en el tema de las energías renovables.


Usted ha trabajado en diversos ámbitos, desde turismo sostenible hasta energías renovables. ¿Cómo ha evolucionado su trabajo?

Comencé creando un pequeño departamento de energías renovables dentro de la empresa y pasé a trabajar en proyectos de gestión ambiental, principalmente para el sector industrial.

Después, el USAID solicitó nuestra ayuda para proyectos piloto, con el fin de desarrollar auditorías ambientales para el turismo sostenible en el Caribe (agua, energía, desechos). El proyecto, que inicialmente duraría 18 meses, se dilató varias veces hasta convertirse en un programa de siete años muy útil para el movimiento del turismo sostenible. Eso nos ayudó a crecer hasta llegar a ser un departamento dedicado por completo al turismo sostenible, y nos desempeñamos en regiones tan dispares como el Caribe, el Mar Rojo y el continente asiático.

Actualmente, estamos trabajando más en rendimiento energético y cambio climático. En el Caribe, hemos pasado del turismo sostenible a la implementación del primer Mecanismo para un Desarrollo Limpio regional y programático. Permitirá que los hoteles integren sus actividades de reducción de emisiones (a partir de programas de rendimiento energético y proyectos de energías renovables a pequeña escala) para obtener créditos certificados de reducción de emisiones, que pueden venderse a países industrializados o corporaciones para satisfacer sus objetivos de reducción de emisiones.

Hoy en día, después de 30 años, vuelvo a enfocarme en las energías renovables y el rendimiento energético. Ahora trabajo en el desarrollo de programas, políticas y planes como director del proyecto del USAID denominado Desarrollo de Energías Limpias en Indonesia (ICED). Este país está dando los primeros pasos en la etapa de desarrollo (en lo relativo a sus políticas y a la madurez de su industria) así que este trabajo es similar al que llevé a cabo en mis inicios profesionales en los Estados Unidos, aunque con importantes avances tecnológicos y en los esquemas de incentivos.

¿Por qué el desarrollo de energía limpia en Indonesia ha llegado a ser una prioridad en este momento?

Indonesia es uno de los mayores emisores de gases de invernadero, por lo que ninguna solución al cambio climático mundial puede pasarla por alto. Tras estar relativamente aislado durante muchos años,  este país se encuentra ahora en un papel de liderazgo en la tarea de poner freno a las emisiones de carbono y de lograr la independencia energética.

El ecosistema de esta región, además de importante, es muy frágil, ya que tenemos algunas de las mayores selvas tropicales contiguas, que enfrentan problemas de deforestación. Y como el país se encuentra dentro del Cinturón de Fuego del Pacífico, existe una amenaza constante de sufrir catástrofes naturales. Además, la demanda de electricidad crece del 7 al 10 por ciento anual, y casi un cuarto de los hogares del país aún no cuentan con este servicio.

Indonesia ha anunciado un objetivo muy ambicioso de reducción de emisiones: 26 por ciento para 2020, o 41 por ciento con ayuda extranjera. Los Estados Unidos ha firmado un compromiso de comercio bilateral y de inversión con esta nación, además de sancionar en el congreso una asignación de fondos destinados a las medidas contra el cambio climático. Noruega y otros países también han comprometido una importante cantidad de dinero.

El proyecto ICED está ayudando a que Indonesia cumpla sus compromisos en cuanto a seguridad energética y cambio climático. De forma paralela, Tetra Tech ARD se encuentra gestionando un programa forestal vinculado con las metas de reducción de emisiones. Ese programa mejora la captura de carbono, mientras que el ICED reduce las emisiones del sector de la energía.

¿Aporta el desarrollo de energía limpia otros beneficios a Indonesia?

El abastecimiento energético de Indonesia tiene predominancia de combustibles fósiles. El gobierno ha aplicado importantes subsidios al costo del diésel de los sectores del transporte y la energía, subsidios que representan cerca de un tercio de su presupuesto nacional. Por ello, generar electricidad por cualquier medio que sea más económico que la combustión de diésel es de interés fiscal para el estado.

El país está formado por pequeñas islas, por lo que se encuentra muy descentralizado. Esta dependencia del diésel implica que es necesario transportarlo a muchas islas en barcazas. Hace poco, la agitación del mar impidió enviar combustible a la isla de Nias, en la costa sur de Sumatra, por lo que se quedaron sin electricidad durante varios días.

El statu quo no está funcionando, por lo que la empresa nacional de electricidad (PLN) se ha transformado en el socio principal del proyecto ICED. Estamos trabajando con el gobierno nacional, además de con las autoridades regionales y locales, para satisfacer la demanda eléctrica en todo nivel. Los proyectos se basan en fuentes autóctonas, como hidroelectricidad, biomasa, energía solar, energía eólica y biocombustibles.

También estaremos trabajando en zonas sin conexión a la red eléctrica para suministrar energía a clínicas pequeñas, escuelas y hogares en comunidades remotas. En esos casos, no solo estaremos reduciendo las emisiones sino que llevaremos electricidad a regiones desatendidas, de las que muy probablemente desplazaremos al carbón y a la leña.

En términos generales, el ICED tiene el potencial de colocar a Indonesia a la cabeza de este campo, lo que implica más oportunidades económicas.

¿Cuál es el mayor desafío del proyecto?

En relación con los países que han implementado programas con éxito, Indonesia no ha superado la etapa de diseño de políticas para después llegar a la implementación y coordinación en la administración del programa. A nivel programático, nos centramos en introducir los elementos reales para concretar el programa y en crear el mercado de manera metódica. Indonesia está lista para triunfar, pero necesita avanzar de forma estratégica. Por ejemplo, los objetivos relativos al cambio climático y la diversificación energética no están acompañados de un plan claro sobre la manera de alcanzarlos.

El principal desafío es que los resultados del ICED se encuentran ligados al desarrollo de proyectos comerciales.  Si bien el potencial del país en recursos renovables es enorme y los inversores y bancos están ansiosos por financiar proyectos, el gobierno no ha definido incentivos suficientes, como por ejemplo el precio de compra de la electricidad generada con proyectos de energías renovables. En este momento, el ICED está ayudando en más de 100 proyectos con una capacidad conjunta de generación cercana a los 700 megavatios. Sin embargo, muchos se encuentran estancados, a la espera de tarifas reguladas más altas y de la materialización de incentivos fiscales del gobierno.

¿En qué aspectos este proyecto es representativo de la especialización en energía de Tetra Tech en países en vías de desarrollo?

Tetra Tech ofrece soluciones reales a las necesidades y compromisos en seguridad energética de nuestros clientes en pos de la reducción de gases de invernadero. En lugar de solo diseñar la política, tenemos la capacidad de concretar los proyectos en toda su extensión, a lo largo de las etapas de financiamiento, construcción y operaciones. Nuestra posición para trabajar en todo el ciclo de vida del proyecto es única. Es una época emocionante para trabajar en este campo y para que Tetra Tech esté moldeando el mercado.