Este documento ofrece prácticas de conservación para lograr un impacto mínimo sobre la biodiversidad, métodos avanzados de minería y reducción de minerales para lograr un desarrollo sostenible, un abordaje integral al uso de minerales, la mejora de la eficacia y el acceso equitativo a los recursos y una cuidadosa gestión de los efectos ambientales y sanitarios. 

La minería, los minerales y los metales son recursos importantes para el desarrollo social y económico, ya que resultan imprescindibles para la vida moderna. Sin embargo, el abastecimiento de minerales es limitado y la gestión sostenible de los recursos naturales exige su conservación y empleo racional y óptimo, así como una ponderación equilibrada de la ecología, la economía y la justicia social.

En la extracción de minerales y la minería a gran escala toman parte grandes cantidades de materiales. Los problemas que surgen del cambio en la química de millones de toneladas de minerales naturales, durante las etapas de procesamiento, y sus biodisponibilidades resultantes no han llegado a comprenderse plenamente. La minería genera grandes volúmenes de residuos, las decisiones relativas a la gestión de esos residuos y a otros aspectos de las operaciones suelen ser complicadas, mientras que revertir los efectos de esas decisiones suele ser costoso; por esto, deben tomarse correctamente desde un principio mediante la planificación del cierre de la mina.

Otro desafío es el legado ambiental que deja la minería. Los problemas ambientales de las operaciones actuales de minería ya son bastante desalentadores. Pero, en diversos aspectos, resultan mucho más preocupantes los constantes efectos de la minería y las fundiciones. La pérdida de la biodiversidad es el otro gran reto para la sostenibilidad de la minería, ya que tal pérdida es irreversible.

Autor
Sandip Chattopadhyay, PhD., MBA
Fecha
23 de enero de 2013
Publicación
Fossil Energy
Descargar archivo