Las medidas de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los EE. UU. para la remediación de los Grandes Lagos y otros sitios contaminados permitieron efectuar pruebas y análisis exhaustivos de tecnologías innovadoras.

Las aplicaciones ambientales relativas a la gestión de residuos y la remediación de sitios contaminados han evolucionado desde la década de 1980. Entre tales recursos se encuentran el tratamiento de agua, como en el caso de los residuos oleosos provenientes de la descarga de agua en plataformas petrolíferas de perforación, lixivado o agua subterránea con contaminantes orgánicos; el tratamiento de vapores orgánicos; la estabilización de desechos orgánicos, lodos o tierra para que aprueben los criterios de la EPA para el lixivado de desechos peligrosos; la incorporación como componentes absorbentes en sistemas de barreras verticales u horizontales para basureros de desechos peligrosos; y coberturas in situ con capas delgadas.

Entre los usos más recientes se encuentran el empleo de correcciones para reducir la biodisponibilidad de los contaminantes y como componentes en las cubiertas activas de sedimentos para absorber contaminantes orgánicos y reducir así el transporte advectivo hacia la columna de agua.

Autor
Sandip Chattopadhyay et ál.
Fecha
16 de noviembre de 2012
Publicación
Environmental Science and Technology (ES&T) Journal
Descargar archivo