Los autores efectuaron un estudio sobre un nuevo pozo de minas en la cuenca de Athabasca en Saskatchewan, donde el congelamiento del suelo es una condición deseable para reducir la afluencia de agua. Se impusieron restricciones al diseño en términos del escape permisible de agua (menor que 10 m3/hora) dentro del pozo. Debido a que el pozo atraviesa formaciones muy permeables, las medidas de control hídrico se incorporaron al diseño. Se seleccionó el congelamiento del suelo como el método más confiable y demostrado para la subsidencia, y en el diseño se implementó un revestimiento hidrostático. Al explorar otras alternativas tecnológicas disponibles para suministrar un revestimiento completamente hidrostático, los autores concibieron un nuevo concepto de diseño que ofrece una solución más rentable respetando, a la vez, todas las restricciones al diseño.

Se desarrolló un nuevo enfoque para la construcción de membranas, a fin de resolver los problemas que generan las condiciones de congelamiento presentes en las paredes de la excavación. El material membranoso necesita una base de hormigón proyectado, para suavizar la superficie irregular de la excavación en la roca. El autor principal propuso una hipótesis de trabajo según la cual la capa base de hormigón proyectado serviría para crear una superficie suave adecuada y para ofrecer una superficie cálida durante un lapso prolongado, necesario para la aspersión y el curado de las tres capas de la membrana.

Autor
J. Ouellet, J. Hatley, S. Greensted, and M. Harper
Fecha
10 de septiembre de 2013
Publicación
Congreso Mundial de Túneles WTC 2013, Ginebra, Suiza
Descargar archivo