En Florida, para mitigar o restaurar recursos marinos importantes tras los efectos de los proyectos de desarrollo costero sobre hábitats de arrecifes de coral y fondos duros, con frecuencia se trasplantan corales duros (scleractinian) y corales blandos (octocorales) a un sitio receptor adecuado. A menudo, las normas para el trasplante de corales duros y blandos se aplican de modo diferente, según el proyecto, la ubicación y otros factores. Las medidas de minimización y restauración deben tomar en cuenta factores tales como la diversidad de las especies, la supervivencia de los organismos después del trasplante y los recursos bentónicos del lecho marino.

Autor
Craig Kruempel et ál.
Fecha
1 de marzo de 2012
Publicación
Conferencia Nacional sobre Tecnologías para la Preservación de Playas organizada por la Asociación para la Preservación de Playas y Costas de Florida
Descargar archivo