Un abordaje habitual para controlar el proceso de lodo activado consiste en regular la cantidad de biomasa en el sistema de acuerdo con la estación. La difícil determinación de cuánto aumentar o reducir la residencia media de celda depende, en parte, de la capacidad de la planta de tratamiento de aguas residuales necesaria para tratar la afluencia de residuos de forma adecuada. El presente artículo evalúa el índice de oxidación (OXI), un parámetro de control de procesos relativamente simple que puede utilizarse como base para tomar esas decisiones.

Autor
Ronald G. Schuyler, Joseph R. Tamburini, Stephen J Tamburini
Fecha
30 de abril de 2012
Publicación
Water Environment & Technology
Descargar archivo