La planta de tratamiento de aguas residuales en Lyons, Colorado, es el mayor consumidor de energía de la comunidad. Como parte de una modernización de las principales instalaciones municipales de la comunidad de, Tetra Tech realizó un diseño que se traducirá en una reducción del 20 por ciento en el consumo de energía de la planta. Honeywell Building Solutions, el consultor principal para proyectos de mejoramiento de la Ciudad, contrató a Tetra Tech para ser representante del propietario y preparar un plan para mejorar las instalaciones del Lyons con el fin de proporcionar la eliminación de nutrientes al mismo tiempo que se reduzca el consumo de energía.

Tetra Tech desarrolló el diseño del proceso para la conversión de un ineficaz sistema de lodos activados de flujo de pistón a un sistema de reactor discontinuo de secuenciación que permitirá la eliminación de amoníaco, nitrato, y fósforo. El uso de ventiladores más eficientes y la reducción biológica del nitrato logrará la reducción del 20 por ciento en el consumo de energía. Nuestro plan permitió a la ciudad asegurar $2 millones de dólares en financiación de préstamos al cero por ciento para completar el proyecto a través de un programa de préstamos del estado de Colorado. Tetra Tech asistió a Honeywell con la obtención de los permisos y de préstamo, la solicitud y revisión de propuesta de diseño y construcción, así como la supervisión bajo pedido durante la construcción.

Durante la fase de desarrollo del diseño, una inundación no vista desde hace 500 años se extendió por la ciudad de Lyon, dañando severamente la planta de tratamiento de aguas residuales existente. Tetra Tech desarrolló un plan de acción de emergencia para restablecer la planta a pesar de la pérdida de los principales componentes del sistema, incluyendo las obras de toma, las instalaciones de desinfección ultravioleta, y la tubería subterránea que incluye la línea de desagüe de efluentes al Río St. Vrain. La agencia reguladora estatal aprobó rápidamente el plan, y Honeywell junto con su contratista general seleccionado lo implementaron. La planta fue reparada, reconfigurada, y estuvo lista para servicio después de seis semanas a partir del día siguiente a la inundación. La planta fue puesta en servicio antes de que fueran restaurados los servicios de agua potable y electricidad y se permitiera a los residentes volver a ocupar sus hogares y negocios.

Las mejoras planeadas y las nuevas instalaciones permanentes están programadas para entrar en funcionamiento en el otoño de 2015.